Falando Baixiño 151 | 2 de agosto de 2017

Tú tienes palabras de vida eterna

agosto 1, 2017 · 17:02 0

“Cuanto más cerca estoy del rostro de Dios, más fuertemente me percato de cuántas cosas he hecho mal”. (Benedicto XVI. Libro-entrevista ‘ultimas conversaciones’)

Tú tienes palabras de vida eterna

No dije nada la semana pasada, pero las cosas no fueron bien. Hubo un mala noticia. Ya sabemos, las noticias siempre sorprenden y, a pesar de que se producen con bastante frecuencia, nunca las esperamos. Claro, que cuando se producen cerca de nosotros nos afectan mucho más.

Una fatídica mala coincidencia se lo llevó. Una reacción inesperada y demasiado rápida de un medicamento terminó con la vida de Abel el domingo 23 de julio.

El sábado tuvimos la misa de funeral. Su familia decidió velar e incinerar a su hijo en la intimidad, por eso hizo todo en Lugo y retrasó la misa de funeral una semana. Se comprende que tomaran esta decisión, ya sabemos lo supone una situación de este tipo.

Me acuerdo mucho de sus padres y hermanos y de toda su amplia familia. Son de muy cerca de mi casa e incluso somos algo de la familia, nieto de una prima de mi padre.

En estos casos se me vienen a la cabeza las palabras que san Pedro le dijo a Jesús cuando las cosas no pintaban bien “¿A dónde vamos a ir si solo tú tienes palabras de vida eterna?”

En momentos como estos todos nos hacemos muchas preguntas. Las dudas, también de fe, se pueden apoderar de nosotros. Pero aún así, sin Dios todo sería mucho más difícil de comprender y mucho más difícil de superar. A pesar del dolor y la incomprensión me produce un gran consuelo saber que nuestras vidas están en las manos de Dios y que con él no nos va a ir mal. Estoy convencido de que un día se nos descubrirá toda la Verdad y comprobaremos que Dios ha hecho todo bien. No me cabe duda.

Hoy es el día de orar por el eterno descanso de Abel y por su familia y amigos para que encuentren en Jesucristo resucitado una esperanza que los consuele un poco en estos momentos.

Misa por D. Ramón en san Martín de Suarna

Mañana, jueves, a las 12, celebraremos en san Martín de Suarna la eucaristía pidiendo el eterno descanso para D. Ramón, el que fuera cura de esta parroquia y de otras de la zona de Fonsagrada. También pediremos por D. Raúl, también sacerdote, natural de esta parroquia, compañero de curso de Ramón y que falleció medio año antes.

Como creo que os comenté en otra ocasión, mañana llegará hasta san Martín un grupo de sacerdotes que en su etapa de formación como seminaristas o diáconos estuvieron con Ramón. Vendrá también el obispo.

Mañana será un día agridulce. Por un lado está el recuerdo de dos compañeros que partieron a la Casa del Padre. Por otro, el encuentro de muchos parroquianos que trataron a estos sacerdotes cuando eran seminaristas. Un día de muchos recuerdos y también de convivencia sacerdotal.

La próxima semana os contaré cómo fue todo.

El camino de Santiago

Sigo contándoos cosas del Camino de Santiago. La semana pasada, durante el puente de Santiago tuve ocasión de estar bastante con un grupo 60 eslovacos. Venía con ellos un sacerdote que ya estuvo en otras ocasiones por aquí con más peregrinos. Dos días celebraron misa en Fonsagrada y un día en la parroquia de San Froilán de Lugo.

Me impresionó cómo celebraban la eucaristía, con qué devoción, cómo cantaban, cómo rezaban… sin complejos. Toda una lección para nosotros que estamos algo adormecidos en este sentido.

También os dejo una interesante entrevista del obispo auxiliar de Santiago de Compostela, que hizo el Camino en bicicleta. Merece la pena leerla.

[El obispo auxiliar de Santiago hace el Camino en bicicleta]

El correo de los lectores

Hoy tenemos correo doble.

Uno es una reflexión personal que puede parecer algo pesimista, pero que seguramente que compartimos todos, porque en algunas ocasiones también nos toca pasar alguna noche especialmente oscura.

[Aprende a mirar la noche oscura]

El otro es un testimonio. Andrés, como lo hizo el otro día Javi, nos cuenta su experiencia de los días que estuvo en Lugo con lo del “dos en dos” del Camino Neocatecumental. A este respecto me llegaron algunas críticas y yo mismo también hice alguna. Creo que debemos tener cuidado, porque yo, el primero, no soy capaz de hacer lo que hicieron ellos…

[El Señor me regaló unos días maravillosos]

Más cosas

Por lo demás, el verano sigue tranquilo. Vamos a comenzar el mes de agosto, esto supone abundancia de fiestas y algo más de trabajo en la “BBC”. Yo sigo con la agenda duplicada y algunos sábados bastante complicada. ¡Qué pena que solo haya un sábado a la semana! Se necesitaban dos, al menos en algunas épocas del año.

Termino pidiendo oraciones. Al principio ya os hablé del caso de Abel, pero hay más casos cercanos a los miembros de esta pequeña familia parroquial virtual: enfermos, personas que están solas, problemas familiares… etc. Acordaos de rezar unos por los otros aunque no os conozcáis.

Nada más. Que tengáis una buena semana y algo de vacaciones, si puede ser.

Miguel Ángel.

Foto: Cathopic.com

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]