Falando Baixiño 199 | 19 de septiembre de 2018

La Iglesia comunica la vida de Jesucristo

septiembre 19, 2018 · 9:00 0

“Muchos están dispuestos a rasgarse las vestiduras ante escándalos e injusticias cometidos naturalmente por otros, pero pocos parecen dispuestos a obrar sobre el propio corazón, sobre la propia conciencia y las intenciones, dejando que el Señor transforme, renueve y convierta”. (Benedicto XVI. Homilía 13 de Febrero de 2013)

La Iglesia comunica la vida de Jesucristo

[Reflexión publicada en El Progreso el 16 de septiembre de 2018]

La Iglesia se ha subido al carro de  los medios de comunicación desde el primer momento, aunque eso no le impidió recibir frecuentes críticas sobre la eficacia de su forma de comunicar. Ya saben eso que se dice con tanta frecuencia de que la Iglesia tiene el mejor producto, pero que no lo sabe vender.

En el Concilio Vaticano II ya era evidente que la fuerza de los medios era imparable y muy adecuada para la tarea evangelizadora de la Iglesia. Por eso mismo el Concilio dedica uno de sus documentos a los medios de comunicación social: el decreto “Inter Mirifica”.

En los últimos 40 años los medios evolucionaron casi a la misma velocidad que transmiten las noticias. Llegamos a la época de las redes sociales. A finales del 2012  Benedicto XVI lanza su primer Twitter para evangelizar el “Sexto Continente”, que es como designa a esta nueva realidad de las redes sociales donde millones de personas se encuentran todos los días.

Desde hace 6 años, primero Benedicto XVI y ahora Francisco, aprovechan diariamente los 140 caracteres que permite Twitter para trasmitir al mundo un mensaje que nos ayude a encontrarnos con Jesucristo.

Hace unos días, gracias a la cuenta oficial de los Papas, @Pontifex, nos llegaba el siguiente mensaje: “Nosotros, los cristianos, no tenemos un producto que vender sino una vida que comunicar”. Al papa Francisco le sobraron aun 50 caracteres para mostrarnos la esencia y la finalidad de la Iglesia: comunicar la vida de Jesucristo. No hay nada más. Todo lo demás es secundario o simplemente sobra cuando perdemos de vista lo primero: Cristo.

La Iglesia no tiene objetivos comerciales. No vende nada. La Iglesia tiene como único objetivo primordial comunicar la vida de Cristo.

Necesita dinero, como cualquier organización, pero no es lo esencial, no es determinante. Facilita las cosas pero no es imprescindible, basta recordar cómo fueron sus pasos iniciales y la vida de las primeras comunidades o quizás también de muchas comunidades de hoy en día, cuyo único gasto ordinario que tienen es el pago del recibo de la luz.

La existencia de la Iglesia no está condicionada por la posesión de bienes materiales o económicos. Existía cuando no tenía nada y seguirá existiendo si un día se queda sin nada. Las paredes de muchos templos y lo que contienen tienen un valor histórico-artístico, pero es un valor muy relativo. El valor absoluto de la Iglesia es Cristo.

Lo esencial de la Iglesia es comunicar la vida de Jesucristo. No tiene otros objetivos, aunque a veces se la confunda con una organizadora de eventos sociales o una ONG.

Cuando acudimos a la Iglesia en busca de otra cosa que no sea la vida de Jesucristo estamos perdiendo el tiempo, pues esas “otras cosas” las encontraremos mucho mejores en otros sitios.

Necesitamos volver a Cristo, necesitamos que alguien nos comunique su vida y escuchar su buena noticia. Todo lo demás es comprar/vender humo.

Cursillo de educación afectivo-sexual para padres

Desde el encuentro de Poio estoy dándole vueltas a la posibilidad de organizar un cursillo de educación afectivo-sexual para padres.

Allí, en Poio, se nos ofreció la ayuda necesaria para este tipo de formación que muchos padres están demandando. Primero pensé en los padres de los niños de catequesis, a los que les presentaré este proyecto en las reuniones que tengamos en la primera semana de octubre, pero, de organizarse, se puede abrir la participación a todos los que estén interesados.

Hay que juntar un número mínimo para que compense mínimamente el gasto que supone la organización de un curso así, aunque en cualquier caso, el coste es mínimo.

El cursillo tendría una duración de 4-5 horas, que se pueden repartir en dos días. Trataríamos de buscar un horario los más adecuado posible. Y si el número de interesados fuera considerable podríamos poner doble horario: mañana o tarde para poder conciliar con los trabajos.

Los interesados que se pongan en contacto conmigo y les amplío la información.

200 años del nacimiento de San José María de Suegos

El 20 de octubre se celebran los 200 años del nacimiento de San José María de Suegos, un santo de la historia reciente de nuestra Diócesis. Digo reciente porque 200 años no son nada y porque aún hay sobrinos-nietos de este santo vivos, entre ellos D. Indalecio Gómez Varela, que fue cura de Fonsagrada.

Para celebrar este evento se están organizando diversos en la parroquia de Suegos, en el concello de Pol, a menos de una hora de Fonsagrada. Se trata de hacer una pequeña caminata por los lugares en los anduvo San José María (los que tengan dificultad para caminar pueden ir en el bus) en la que nos explicarán los momentos más importantes de su vida. Después celebraremos la Eucaristía y terminaremos con la comida.

Desde la Parroquia vamos a organizar una pequeña peregrinación para celebrar a este Santo. Ya reservé un microbús para ese día. En cuanto tenga el detalle de horario con la hora de salida y el precio ya os lo digo.

Discípulos y Apóstoles

Así se llaman las convivencias sacerdotales que organiza la Conferencia Episcopal Española en las diócesis que las solicitan. La próxima semana serán en Mondoñedo y tengo pensado asistir. Comenzamos el domingo a la noche y terminamos el miércoles por la mañana.

Estas jornadas son un medio contrastado para revitalizar la vida espiritual y la dimensión pastoral del sacerdote diocesano en medio del mundo.

Ya os contaré cómo me ha ido en la Diócesis vecina.

Nos vemos la próxima semana.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]