Falando Baixiño 213 | 16 de enero de 2019

Un nuevo año de gracia del Señor

enero 15, 2019 · 20:33 0

“Queremos rezar, pero sentimos a Dios lejos, no encontramos las palabras para hablar con Él, ni siquiera el pensamiento. Solamente​ nos queda esperar. Pues justamente esta ausencia de palabras, este deseo de entrar en contacto con Dios es una oración que el Espíritu Santo no solo entiende, sino que también interpreta hacia Dios”. (Benedicto XVI. Audiencia general 16 de mayo de 2012)

Un nuevo año de gracia del Señor

Antes de nada y aunque ya estamos a 16 de enero y parece que no es tiempo de felicitaciones, ¡feliz año del Señor 2019!

La Navidad es un tiempo de mucha gracia para todos, incluso para los que viven esta celebración sin una especial sensibilidad religiosa o sin poner a Jesús en el centro. Por eso no podemos dejar que el apagado de luces conlleve un apagado de las ilusiones personales y de los proyectos que hicimos para este nuevo año. Y mucho menos debemos permitirnos perder de vista a Cristo, del que celebramos su cumpleaños y que viene a dar sentido a nuestra vida y a nuestra muerte.

Una semana de ejercicios espirituales

Personalmente no pude empezar mejor el año. Después de unas celebraciones navideñas tranquilas tuve el regalo de poder hacer ejercicios espirituales durante casi cinco días con otros compañeros sacerdotes.

Durante los últimos años así me lo propuse, porque creo que son necesarios para mí y para mis parroquias, por lo tanto, también para vosotros. Así que, por eso, esta semana de ejercicios ya forma parte la programación de la parroquia como una actividad más y figura en el calendario desde el primer momento.

Además, una semanita de ejercicios también es una oportunidad para el descanso, sobre todo mental. A lo largo del año se van acumulando tensiones y estrés, y es necesario retirarse unos días para liberarse de todas esas cosas que nos van lastrando para seguir el camino más ligero.El padre predicador de este año nos insistió mucho que la misión de un cura es llevar a los fieles a Cristo. Por eso, es el propio cura el que primero tiene que intentar estar cerca de Cristo y para eso sirven los ejercicios: para renovar y profundizar en la adhesión y cercanía a Cristo.

El sacerdote que nos dirigió los ejercicios es conocido por muchos de vosotros: Jorge González Guadalix, que fue el inspirador del “Falando Baixiño”. Algunos estuvisteis en su anterior parroquia hace dos años, cuando fuimos a Madrid en la peregrinación interparroquial.

Habla de una forma directa y desde la experiencia parroquial de muchos años. Sus consejos son prácticos y concretos. Los que leéis su blog en Infocatólica ya os imagináis fácilmente como fueron los ejercicios. Podemos decir, que habla con la misma claridad con la que escribe.

En el siguiente enlace podéis leer el post que escribió sobre su experiencia en Lugo y también cuenta algunas cosas de las que nos dijo en los ejercicios.

[¿Qué se puede hacer en Lugo?]

No fueron unos ejercicios en silencio absoluto, como otras veces. Pero eso permitió que se creara un buen ambiente de convivencia entre los once sacerdotes que participamos. Hablamos y compartimos experiencias y sentimiento con mucha confianza. Creo que eso ha sido muy bueno y que nos unió mucho.

La imagen de portada de este número es de una foto de Nuestra Señora, La Real de O Cebreiro, que hay a la entrada de la Casa Diocesana de Ejercicios.

Falando Baixiño

Aunque pasé tres semanas sin hacer el “Falando Baixiño” eso no quiere decir que el blog estuviera inactivo. Todo lo contrario. Durante este tiempo fui colocando cosas interesantes sobre la Navidad y otros temas que me fueron llegando. Se pueden leer ahora y a lo mejor nos sirven para no olvidar tan rápidamente el misterio que celebramos en la Navidad.

[Falando Baixiño]

Cuentas-estadísticas de las parroquias y mucho más.

Como siempre, en los primeros días del año tocó hacer el balance económico y estadístico del año anterior. Son balances de números “fríos” y no creo que reflejen fielmente la vida parroquial.

Si nos fijamos en las cuentas, veremos que todo está bastante bien. Todas las parroquias tienen un pequeño superávit y recaudaron lo suficiente para los gastos ordinarios. La próxima semana publicaré un resumen y los que quieran ver el detalle de las cuentas lo tienen a su disposición en el despacho parroquial o se lo envío por mail, sin ningún tipo de problema.

La estadística de sacramentos es otra cosa. Es fácil imaginarla: muchos funerales (57) y pocos bautizos (10). 6 primeras comuniones, 3 confirmaciones y 2 bodas. Ahí va todo. Para la próxima semana os daré los datos por parroquias.

Mirando estos datos es casi para tirar la toalla. Pero insisto, los números son fríos y no reflejan para nada la realidad de las parroquias y la del ministerio sacerdotal.

Hay muchas cosas buenas que no se pueden medir en estadísticas ni en balances: lo bien que lo pasamos en el grupo de mayores de los martes hablando de las cosas de Dios, el bien que nos hace la media hora de adoración al Santísimo de los jueves, lo que disfrutamos en la peregrinación a Covadonga y a Logroño (esto, sobre todo, los de la parroquia virtual), los testimonios de los peregrinos que nos visitan, la celebraciones penitenciales y las confesiones, o, simplemente, el poder celebrar todos los días la Eucaristía y vernos a diario o semanalmente ante el altar del Señor.

La formación permanente de diciembre

La jornada de formación permanente de diciembre sobre la catequesis fue muy interesante. Os dejo el enlace para que podáis escuchar la conferencia de la Hna. Mónica de la Misioneras Eucarísticas.

[El acompañamiento en la catequesis]

Oraciones por los miembros de esta parroquia virtual

Hay gente por aquí que necesita oraciones. No os olvidéis. Hay de todo: Operaciones delicadas, enfermedades, fallecimientos de seres queridos, soledades, angustias, problemas familiares y laborales… algo de todo, cosas que, además, solo se puede arreglar con mucha oración.

En nuestra tierra estamos muy acostumbrados a dar a conocer nuestras oraciones, sobre todo cuando se muere alguien: vamos a dar el pésame, al funeral, “que nos vean” y, además, dejar la tarjeta.

Pero la verdadera oración es escondida y gratuita, sin esperar a que me devuelva el favor. Por eso, aquí y ahora, tenemos la oportunidad de hacerlo así: en la intimidad de mi casa o de mi lugar de trabajo y sin esperar nada a cambio, más que oraciones cuando también yo las necesite. Padre nuestro y Avemaría…

Para ir terminando

En unos días espero tener ya los detalles de la peregrinación interparroquial. Como os dije, será a Fátima (también norte de Portugal y Lisboa), del 29 de abril al 3 de mayo.

Vamos un poco retrasados en la preparación, pero como ya tenemos la experiencia de 3 años vamos a salir sin problema.

Quedan muchas cosas para la próxima semana. Espero cumplir. Buena semana a todos.

Miguel Ángel.

 

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]