Diario del Camino de Santiago desde Roma | 19 de Junio-16 de julio de 2017 | Alberto Leiva, cura de San Antonio de Lugo.

Camiño en Espírito e Verdade | Me cuesta un huevo

agosto 4, 2017 · 17:27 0

19 de junio de 2017

Algo muy grande está a punto de comenzar !!!

Nuestro equipo ya se encuentra muy cerca de donde va a empezar el “Camiño en Espíritu e Verdade”….cerca de Ciudad del Vaticano, Roma, Italia.

21 de junio de 2017

“Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esos son los adoradores que quiere el Padre. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad”. Le dijo Jesús a la Samaritana.

Nosotros lo hemos entendido y nos ponemos en camino. Porque eso es el camino: adorar a Dios en espíritu y verdad.

Francisco nos ha pedido que no perdamos la esperanza de ser santos. No es difícil ser santo. Hay que abrir el corazón a Dios y ofrecerle las cosas cotidianas de la vida.

Después de la audiencia le hemos dejado unos melindres (dulce típico de Melide) al Papa Francisco para que saboree las delicias de nuestra tierra.

Y ahora a poner la rueda sobre el asfalto para comenzar el camino de Santiago que es también camino de santidad.

No os olvidéis de orar por nosotros que os tenemos muy presentes a lo largo del camino.

La bendición de Pedro se extiende para llegar a todos vosotros, especialmente a los niños y enfermos.

Un abrazo.

22 de junio de 2017. Ruta Franciscana

Aquí las vistas son maravillosas… exteriores e interiores. Viva San Francisco de Asís!!!!

Por la tarde nos vamos a Torricella. Aprieta el calor “moito caldo” y el camino se hace duro. Las oraciones no salen pero el esfuerzo lo ofrecemos por todos los que nos conocéis. Paz y bien 🙏

Aquí en Spoleto fue donde Cristo paró a San Francisco de Asís en el camino y le preguntó: ¿a quién quieres servir, al señor o al siervo?. Francisco optó por el  Señor.

23 de junio de 2017

¿Qué queréis que os cuente?

Los km se van acumulando pero sobre todo la fatiga de mantener toda la atención en la carretera. Hemos dado alguna vuelta de más pero al final siempre recuperamos la senda recta.

Y hoy ha sido muy fácil ver a Dios con los sentidos. Se olía por todas partes. La Toscana es la cosa “più bella”.

24 de junio de junio. Florencia

Más y más Florencia…

Tamén queda tempo para as visitas culturais, espectacular o “David” de Miguel  Ángel.

25 de junio de 2017. Florencia-Pisa. 103 Km

Sin imprevistos, hoy era el día de las direcciones prohibidas. Hai tempo para todo¡

26 de junio de 2017. De Pisa a Chiavari

Un paisaje lleno de contrastes, mar y montaña. Subimos un puerto duro, paso de Bracco en los Apeninos, de unos 20km, casi llegando a Chiavari.

Por el camino uno sabe que todavía está lejos de Santiago. Se hace desear el encuentro con el Apóstol y con todo lo que significa llegar a casa. Estar lejos e ir avanzando poco a poco ayuda a descubrir en perspectiva el amor de los nuestros y el valor de todo cuanto poseemos.

Esta etapa la ofrezco como un sacrificio por todos vosotros, sois la bendición más suave que Dios me ha dado. Os quiero, y valoro todo cuanto sois y hacéis.

Al final de cada etapa o por el camino siempre encontramos una iglesia con las puertas abiertas. Hay Alguien que nos acompaña a su manera. Amén.

27 de junio de 2017. Chiavari-Genova-Savona. 97 Km

“Strata privata”. A punto de cubrir los últimos km, y después de coronar una tachuela considerable y con las horas acumuladas sobre la bici, aparece una barrera y dos guardias de seguridad que nos dicen que aquel paso es privado y que no se puede continuar. Chitón y media vuelta.

Las vistas de la etapa de hoy fueron geniales, colores, contrastes marcados entre montañas con túneles y las playas repletas de tumbonas, cantidad de flores y vegetación, casas preciosas, barcos de película, motos y coches último modelo o de colección…. Mucha “exclusividad”. Y las personas en relación a Dios ¿qué somos? Pues, lo más exclusivo. Somos pueblo de su propiedad.

Por cierto, intuyo que Cáritas por estos lares funciona a las mil maravillas.

Ciao.

28 de junio de 2017. Savona-Niza. 157 Km

Las fuerzas van respondiendo. Si hace excesivo calor o sentimos un decaimiento puntual son tantos los estímulos que no se percibe nada más.

La zona que hemos recorrido hoy deja a cualquiera sin palabras. Una combinación de paisajes naturales e intervención humana poco frecuente. Aquí la costa no ha empeorado a pesar del turismo como pasa en algunos lugares de nuestra Galicia.

Voy al grano.

Lo que Dios ha creado es inmenso en su belleza y el hombre puede completarlo con armonía y originalidad. Salta a la vista que estamos llamados a construir en sociedad con Dios. Cuando decidimos por nuestra cuenta y riesgo fracasamos.

Me explico mejor con un ejemplo: En una foto revelada coinciden dos realidades: la impresión a todo color y el negativo. Hoy estos peregrinos contemplaron la foto a color pero nos acordamos del negativo. Belleza y riqueza fascinante pero vergonzosa.

El poco esfuerzo de hoy lo ofrezco por los pobres de la parroquia y del mundo, “los negativos” de la sociedad.

Bonne nuit.

  

29 de junio de 2017. Niza-Salernes. 114 Km

En resumen, el nombre de esta historia no podría ser más acertado. “Me cuesta un huevo”.

Venga sube y baja toda la santa mañana, tanto que uno se queda exhausto.

Nadie dijo que iba a ser fácil pero aquí estamos una etapa más. Termino con una ranchera, dice así:

“Una etapa en el camino me enseño que mi destino era rodar y rodar”.

Que siga soplando el espíritu como hoy el viento.

Bon appétit !

30 de junio de 2017. Salernes-Aviñón. 142 Km

Por lo visto hasta ahora a Francia la definiría como “país de la abundancia”. “Beaucoup de” coches, motos, carreteras, trenes, aeropuertos, canales, plantaciones, casitas muy monas, quesos, golf, banderas nacionales,…

Mucho de todo pero a Él se le echa de menos.

Desde el cansancio de Aviñón buenas noches.

P.D.: Digo que a Él se le echa de menos porque es muy difícil encontrar una iglesia abierta.

1 de julio de 2017. Aviñón-Aviñón. 0 Km

Jornada de descanso. Qué bien sabe esta palabra.

El mismo Dios descansó y estableció un día para descansar. La gente se afana y entra en déficit de paz cuando persigue ciegamente una meta. Yo, en este mi día de reposo, os recomiendo que programéis días distintos en los que se rompa la monotonía, se olvide el trabajo, y se llenen los pulmones de ilusión para acometer un nuevo desafío y encarar con serenidad y firmeza el Camino de la Vida.

“El que no carga con su cruz y me sigue, no es digno de mí”.

No abandonamos la cruz. Cargamos con ella procurando aligerar su peso. Lo explico con un ejemplo muy atrevido: para hacer soportable en muchos momentos el camino hay que olvidarse del dolor de pies, de cuello, de espalda, de culo….

“El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí, la encontrará”. Estos días quiero con todas mis fuerzas que no sean “días perdidos”. Este es el Camino del encuentro, el Camino que hará posible “recuperar” la vida.

Camino en Espíritu y Verdad.

Feliz Domingo a todos.

2 de julio de 2017. Aviñón-Ville de Bouzigues. 134 km

“Quen tivera unha caña…”

Aquí, ao pe do mar, quero adiviñar non unha senon dúas canas. Canas de pescar que están preparadas para disfutar e sair xuntos á captura de todo aquelo que se quere… amor, paz, complicidade, verdade, satisfación, inocencia, familia, sonos…

Eu coñezo un pescador.

Sinto uns pasos, vexo unha silueta, sei dun encontro, abrazo, festa.

Saiamos que a mar está calma. Hoxe é día de faena pero a mar traerános todo o que anhelamos.

En memoria de Himerio.

Amén.

Boas noites.

3 de julio de 2017. Beziers-Carcasone. 39 Km

La etapa más difícil.

Una fatal caída nos ha dejado sin Victor. Rodábamos a buen ritmo y sin darnos cuenta tocamos rueda con rueda y, al suelo. Apareció el temido “afilador” y no precisamente uno de Ourense.

Llegamos al hospital de Beziers y nos confirman la deformación de la clavícula. Muy duro encajar este golpe porque somos conscientes de la ilusión de Víctor por llegar a Santiago. Dura y triste la separación, todavía más si recordamos cómo se fue gestando este proyecto en el tiempo.

Continuaremos pedaleando. Y en cada km descubriremos una nueva razón para apretar el ritmo rumbo a Santiago.

Victor hasta ahora fue contigo y desde hoy va por ti.

Ultreia, peregrino!!

Dichosos los que creen…

Vamos a intentarlo!!!

Ánimo!!

4 de julio  de 2017. Carcasona-Saint Girons. 123 Km

Vuelta al camino después de acompañar a Víctor al aeropuerto.

Salimos de Carcasona muy tarde, casi a las 4:30h. La llegada a Saint Girons sobre las 9:30h.

Las piernas ligeras pero lo del nudo en la garganta ni os lo imagináis.

Un recorrido plácido que relajaba y ayudaba a aliviar el nerviosismo de las últimas horas. Unos parajes que introducían la alta montaña y nos ponían en pleno “Tour de France”, de hecho pasarán en breve por estos lares.

Y mañana, Lourdes.

La Virgen tiene un manto natural que la abriga. Un manto bordado de agua, tierra y verde. La Virgen recoge al abrigo a todos los que llegan a su casa.

Mañana nos cobijaremos en su Santuario, cansados, con la alegría de estar con quien nos mima y consuela.

Nos vamos a la cama con la ilusión de ver mañana a la Protectora de Santiago y de los peregrinos.

Ante ella os recordaré y a sus pies dejaré una ofrenda y una oración.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios!!!

5 de julio de 2017. Saint Girons-Lourdes. 130 Km

Los Pirineos!

Sobre el asfalto posiblemente la etapa más exigente. Calor de sol y de asfalto mezclado con subidas empinadas, cóctel sólo aconsejable para locos de la bici.

A Lourdes llego con el deber de presentarme ante la Inmaculada Concepción. Aquí estoy para hablar con nuestra Madre y contarle las inquietudes y necesidades de todos vosotros. Espero que no se me olvide nadie.

La oración es una actitud del corazón que nos hace sensibles a las cosas de Dios, y de Dios somos todos empezando por los más pequeños y humildes.

Lourdes es un abrazo muy grande de la Inmaculada que quiere y protege a sus hijos. A ella le pido que nos ayude y nos haga cada día mejores discípulos de Jesús.

Madre Inmaculada.

Ruega por nosotros.

6 de julio de 2017. Lourdes-Saint-Jean-Pied-de-Port. 130 Km.

Arrancamos con mucho ánimo. Nos despedimos de la Virgen y le pedimos que nos proteja en el camino. ¡Petición concedida! Un día magnífico para andar en bici. Temperatura de unos 20 grados, cielo nuboso, carretera en optimas condiciones, los Pirineos por delante…. hoy sí que disfrutamos!!

De camino nos encontramos muchos ciclistas. A unos chicos que nos adelantaron subiendo un “col” tuvimos que prestarles asistencia. Eladio ejerció de “buen samaritano”. Un reventón que precisó de cambio de cámara, por cierto, también corrió por cuenta de la casa. Lo que ganaron subiendo lo perdieron en la bajada. No se puede frenar fuerte durante mucho tiempo que después pasa lo que pasa.

Un dicho ciclista: “la carretera pone a cada uno en su sitio”.

Ayer y hoy rodamos por la ruta de los peregrinos. Tengo la impresión de estar cerca de Santiago. Al completar cada etapa la alegría va en aumento.

Sinceramente, las sensaciones físicas de ayer no eran demasiado halagüeñas pero fuimos toda la marcha de menos a más. El empuje es de pierna, pero como veis, influye el corazón.

En general muy agradecido y satisfecho.

Qué la Protectora de los peregrinos, Madre Preocupada, nos guarde y guíe hasta Santiago.

En Espíritu y Verdad.

Amén.

7 de julio de 2017. San Juan-Roncesvalles-Bizcarreta. 40 Km

En bici todo se ve precioso. Una ruta en ascenso con sucesivas  curvas de herradura que motivan a darlo todo. Una subidita que nos presenta una de las estampas más típicas del camino, Roncesvalles. Entramos en la colegiata y le pedimos a Santiago que nos eche una mano o que nos preste su bastón para poder llegar a Compostela. No dejéis de venir a este pueblecito de Navarra, merece la pena!!

Nos dejamos llevar por el Garmin y nos mete en pleno sendero de caminantes. Cuelgo alguna foto porque una imagen vale más que mis palabras.

A medida que pasan los minutos tengo una sensación muy agradable, me rodea una gran paz y la compañía de Quien atiende todas mis oraciones. A Él me dirijo y le pido por todos vosotros.

Que el Señor nos conceda paz y aumente nuestra fe.

Escribiendo esta pequeña crónica me quedo dormido. Voy sin mochila pero el cansancio lo llevo a cuestas.

Un beso.

9 de julio de 2017. Bizkarreta-Logroño. 147 Km

Arrancamos con nubes en la montaña y con sensación de fresquito. Pedalada sobre pedalada entramos en calor y nos plantamos sin darnos cuenta en Pamplona. Hasta aquí una media de 29km hora. En Pamplona nos despistan los festejos y perdemos el ritmo y la orientación. Volvemos a la NA 1110 que ya no dejaremos hasta unos km antes de Logroño. Pasamos por Puente La Reina y Estella, en los dos pueblos paramos para pulsar el ambiente más genuino del camino. Entramos en las iglesias de una gran belleza y nos reciben la mar de bien. En una coincidimos en plena celebración del Domingo, mucha gente y bien afinados. Reponemos fuerzas con un super bocata de jamón y volvemos al camino. Hoy si que nos encontramos con muchos caminantes y ciclistas. Los ánimos y los saludos llegan llenos de complicidad y estimulan a seguir pedaleando.

La temperatura suave hace del trayecto un tiempo para recrearse de los paisajes de la región Navarra.

Y, así, sin darnos mucho cuenta nos plantamos en Logroño.

Descansito y planes de visita al centro y a una bodeguilla, que de aquí sale el buen vino Juanillo!!!

———————————————————-

O camiño.

O camiño ten un inicio e un remate. O meu camiño comeza en Roma e ha de levarme ata Santiago.

Todo o percorrido que separa estes dous puntos ten un fío conductor que lle da sentido e derrama folgos para percorrelo. A medida que un se mete en camiño vanse dando unha morea de situacións que advirten a grandeza e profundidade do que se está a facer. A un parecelle que a súa seguridade non se verá alterada, nada diso, o camiño remove as referencias físicas e remexe nas de dentro.

Camiñar, aceptese tamén rodar, é unha reacción en positivo. Camiñase para avanzar ou para achegarse a algo desexado. Quen camiña evoluciona e endexamáis retrocede. Claro que polo camiño entremistúranse sensacións de todo tipo.

De desorientación ou extravío cando te sintes perdido e te moves pero sin rumbo.

De agotamento cando deixas de compaxinar esforzo e descanso, que nin se pode folgar nin traballar arreo.

De aburrimento cando caes nun pozo escuro e es incapaz de sentir emoción por camiñar ou mesmo de recrearte na beleza do que vas vendo ao teu paso.

De soedade cando sabes que a vida é unha maraña que te envolve e despertas sabedor do que estás perdendo.

De medo cando hai un percance grande ou alteración que se escapan de control.

De calma, serenidade e paz cando o camiño te desviste de toda protección e te expón á vida real.

De evasión cando estás lonxe e te afastas do barullo e problemas cotiás.

De loucura cando telo peito de botar un paso tras outro.

De conversión cando cada día pos a cero o “contador da bici”.

De alegría e emoción cando miras cara atrás e se perden no horizonte as túas pegadas.

De esperanza cando o solpor sinala a meta.

De caridade cando es consciente de que o camiño e teu e de todos, ninguén ten en propiedade o camiño, o camiño faise camiño polo paso da xente, un ir e vir de encontros e destinos.

De fe… porque máis cedo ou máis tarde teremos que andar ese Camiño.

¡De fe peregrino, de fe!

Camiño en espírito e verdade.

10 de julio  de 2017. Logroño-Burgos. 121 km

Pistoletazo de salida desde el corazón de La Rioja. Despedimos el Ebro y embestimos cual miura una nueva etapa con final en Burgos.

Los primeros tramos del camino transcurren al lado de una pequeña laguna, entre olivos y viñedos. Un paraje natural donde nos despiden ardillas y conejos.

Avanzamos al mismo tiempo que las nubes se cargan, y antes de Santo Domingo de la Calzada, damos la bienvenida al fenómeno lluvioso que ralentiza velocidad y nos refresca.

Visita obligada a Santo Domingo de la Calzada para encomendar nuestro pequeño proyecto solidario “Me cuesta un huevo”. El que hizo cantar la gallina después de asada queda nombrado protector de nuestras gallinas y del gallinero.

La puesta en marcha tras el receso nos castiga con más agua y unos 17°C, temperatura a la que no estábamos acostumbrados.

Coronamos el puerto de La Pedraja y nos embalamos en la bajada hacia Burgos.

En la capital entramos por la puerta grande y delante de su catedral foto y felicitación.

Y a San Lesmes le pedimos que proteja a estos peregrinos.

Gracias, hasta pronto!

11 de junio  de 2017. Burgos -Sahagún. 125 km

Una menos.

Las pilas se van recargando con la energía que se desprende de la carretera. Despegamos de las sábanas a las 7 y media y aterrizamos en la carretera a las 9. Nos tomamos la etapa con filosofía pues el relieve totalmente llano invita a relajarse. De un tirón recorremos 85 km para llegar a Carrión de los Condes. Tomamos café y bocata para volver a la mina. Días como el de hoy me recuerdan aquel dicho “La recta es la distancia más “pesada y aburrida” entre dos puntos”. Largas e interminables rectas bajo el sol de Castilla minan la moral del peregrino. Hay que tener la cabeza en su sitio para no desfallecer. Adelantamos peregrinos caminantes, van despacito y cargados, para ellos un reconocimiento especial ¡Bravo por esa fe y ese tesón! ¡Os merecéis el premio de los sufridos!

La sensación a estas alturas es similar a la que se experimenta el día anterior a una fiesta, nerviosismo y alegría.

En el día de hoy hago presentes a las comunidades religiosas femeninas. Al pasar por Melgar de Fernamental le pido al Dios Bueno que recompense vuestra entrega y fidelidad a la Iglesia, que os siente en doce tronos y que heredéis la vida eterna.

Amén.

12 de julio de 2017. Sahagún-Astorga. 117 km

Hoy no anduvimos a ritmo de peregrino. De Sahagún a León marcamos una media de 29’7 km por hora. El terreno era propicio pero a nuestro favor cuenta el desgaste acumulado y los 67 km que separan ambas localidades. No lo comentéis por ahí pero queremos hacernos un hueco en el libro Guinness del camino, jijiji.

“Buenos días, buen camino, ánimo, ultreia, suseia, vamos peregrino…” son algunos de los saludos que se intercambian los peregrinos a lo largo del camino. Por carretera es más difícil entrar en comunicación verbal, la distancia que nos separa de los caminantes, la velocidad o el ruido del tráfico lo impiden. Estos pequeños baches se sortean con un gesto tan sencillo como el levantar la mano.

Un camino plagado de amabilidad y solidaridad. Este comportamiento fomenta un ambiente muy bueno entre todos los que peregrinamos a Santiago.

Y, yo me pregunto ¿por qué en el día a día, en el trabajo o por la calle no usamos de estas maneras? ¿Por qué no gastamos de la buena educación en nuestras relaciones personales? ¿Por qué cuesta tanto saludar, sonreír, poner buena cara, ser amable, etc.? ¿Por qué no contagiamos este “buen rollo”?

Otros saludos, que no quiero olvidar, son aquellos que te meten en pleno camino espiritual. Me refiero a ese primer pensamiento al despertar que nos acerca a Dios, también a los signos que jalonan la ruta jacobea: iglesias, cruceros, imágenes de la Virgen, los nombres de localidades… que nos recuerdan una y otra vez la naturaleza e historia de este camino, o a la reflexión que inevitablemente te acompaña en cada tramo del recorrido. Por supuesto, cuando se pueda, el participar en la celebración de la Eucaristía. A estas actitudes las resumo como la amabilidad o “buen rollo” con Dios. El camino está plagado de “señales” y todas advierten una presencia. Jesús dice: “Yo soy el CAMINO, la verdad y la vida”.

A Santiago lo transportó el Señor y a cada peregrino que va a Santiago también. ¡Despierta y deja que esa presencia discreta y suave del Señor guíe tu vida! Llegarás a ese lugar que esperas repleto de amor y felicidad.

¡Buen camino!

¡Ultreia!  ¡Suseia!

13 de julio de 2017. Astorga-O Cebreiro. 120 Km

Una etapa con dos puertos de montaña: Foncebadón y alto de O Cebreiro. Una etapa atractiva y apetecible después de tanto llanear.

Los puertos los hicimos con calma y disfrutando de instantáneas únicas. Las vistas desde las respectivas cimas preciosas, mucho más con el buen tiempo que tuvimos.

Entrar en Galicia y en O Cebreiro calma toda esa morriña que va con el que nace gallego. A nosa terriña!!! Por fin na casa!!

¿Qué traen los peregrinos? ¿Qué ofrecemos a los peregrinos?

Esta etapa fuimos compañeros de camino de un considerable número de peregrinos. Gran parte camina en solitario, adultos y jóvenes, otros vienen en grupo. Estos y aquellos reciben su ración de polvo y sufrimiento, sirviendo así, en bandeja, un momento ideal para la reflexión profunda.

Me imagino que la mayoría se plantean el desafío de alcanzar Compostela en aras a un redescubrirse a ellos mismos. Es evidente que el peregrino trae consigo inquietud por llegar a Santiago, un deseo que va transformándose en experiencias personales más o menos profundas, y sin duda alguna también de fe.

La fe se contagia. Hace muchos siglos los primeros en andar esta senda de peregrinación nos trajeron la fe en Cristo. En el momento actual todos los que vivimos cerca del camino podemos comprometernos a recuperar nuestra fe y a crear un clima para que los caminantes lleguen realmente a alcanzar todo lo que representa el apóstol Santiago. No pongamos ningún obstáculo y la fe se irá abriendo camino.

“Este tesoro lo llevamos en vasijas de barro” (2 Cor 4,7) Este pasaje de la Escritura ilustra perfectamente la fragilidad y el valor de todo lo que circula y está presente a lo largo del camino de Santiago.

Hoy desde la altura del Santuario del Cebreiro agradezco a Dios pertenecer a esta Tierra y haber recibido la fe. El camino en este punto ofrece una panorámica amplia de Dios y de la vida. Aquí soy capaz de contemplar el horizonte infinito que va más allá de los caminos que frecuentamos en el día a día.

Señora del Santo Milagro del Cebreiro a ti encomiendo la fe de mi pueblo y de todos los peregrinos. Danos sensibilidad espiritual y compromiso en caridad para animarnos mutuamente en el seguimiento de tu Hijo.

Ruega por nosotros.

Amén

14 de julio de 2017. O Cebreiro-Lugo. 100 km

La etapa después de 24 días discurre en su totalidad por tierras gallegas, y se nota: la temperatura fresquita, el aire y el verde de la montaña, los pueblos con sus casitas, los paisanos, carteles de fiestas patronales, rulos de hierba, maíz en crecimiento… Un auténtico privilegio coger la bicicleta por los cuernos y empujar para sentirse parte de todo este derroche de belleza. ¡¡Un disfrute total!!

¡¡¡Viva Galicia!!! ¡¡¡Viva Lugo!!!

HOSPITALIDAD.

Uno de esos días en los que te sientes desbordado por mil detalles y por la fe y el cariño de los que convivimos aquí en esta iglesia de Lugo.

Pero tengo que pensar y sentir como peregrino. ¿Qué descubrió este peregrino en su casa? Hospitalidad!! Sí, sí, hospitalidad a raudales. Una acogida, como dice la Carta pastoral de los obispos del Camino de Santiago de Francia y España, “abierta, fraternal y alegre para todos y cualquiera que llegue,

sin distinciones”. En la introducción de este documento el Papa Francisco dice:” ¿No son los caminos lugares

de acogida, verdaderos espacios de comunión de la Iglesia, el sitio privilegiado del encuentro entre dos corazones que se buscan?”

Uno es tu corazón y el otro pertenece a Dios y ambos se buscan porque se necesitan por puro amor. Y Dios se deja ver así, a través de vuestros rostros y de tantas acciones repletas de vida y de fe.

Tres momentos de esta jornada.

Primero. Despertar al lado de la ermita de O Cebreiro.

Segundo.Parar en Portomarin y que Pedro de “Mesón O Pedregal” traiga desde Lugo un cocido en toda regla.

Tercero. Llegar a la Catedral y encontrarse con auténticas “piedras vivas” que siguen construyendo esta iglesia de la que formo parte.

El camino, no cabe duda, contiene una riqueza y aporta tales experiencias que es imposible ponerlas por escrito. Las vivencias y los sentimientos sobrepasan cualquier tipo de lenguaje.

Gracias por vuestra acogida y hospitalidad. Gracias por convertir este tramo del camino en un encuentro de corazones con Dios. Gracias por vuestra preocupación, cariño y oraciones. El Domingo sabed que estaréis en Santiago completando este camino que juntos comenzamos hace casi un mes.

¡Ultreia! ¡Vamos más allá!

¡Et suseia! ¡Vamos más arriba!

15 de julio de 2017. Lugo-Melide. 54 km

Noche plácida y reparadora. Saltamos de la cama con la ilusión de un niño que se va de vacaciones o de excursión. Nos espera la penúltima etapa con llegada a Melide donde nos aguarda el gran premio de todas las etapas, el grueso de nuestras familias. La salida desde la Catedral cruzando la puerta de Santiago nos presagia un día espléndido y antesala de otro mejor.

Buenas piernas porque se pedalea con la motivación del “esto está casi hecho”. Nos plantamos en Palas de Rei en un periquete. El café de rigor antes de volver a la carretera nos sabe especialmente rico. Algún rumor de llegada con recibimiento aviva la emoción. Tomamos las últimas curvas, divisamos la señal de Melide y, varios metros más adelante, una gran pancarta que deja bien claro el afecto y entrega de los nuestros.

¡Bravo! ¡Congratulazioni! ¡Félicitations! ¡Parabéns! ¡Al mejor equipo! ¡A estas familias únicas que nos dáis tanto amor y tanta fuerza!

Sin vosotros esta aventura, Nuestro Camino, no sería posible.

¡Que Dios os bendiga!

En Santiago daremos culto al Señor en Espíritu y Verdad. Ante la mesa del altar con todos los peregrinos que llegan a Santiago ofreceremos cada instante compartido, pensamiento, sacrificio, alegría, desánimo, cansancio, encuentro, amistad, silencio, oración, kilómetros de sueños y de fe que culminan en un abrazo espiritual reconfortante y renovador.

Termino con el final de la oración de bendición del peregrino: “Marchad en nombre de Cristo que es Camino y rezad por nosotros en Compostela”. Así será.

¡Buenas noches!

16 de julio de 2017. Melide-Santiago de Compostela. 54 km “Santiago y cierra, Camino”

¿Qué valor tendría el Camino de Santiago sin Santiago? Santiago es un Apóstol del Señor, uno de los primeros en recorrer la distancia que separa nuestra situación personal del mismo Dios y Señor que aguarda.

Santiago es un lugar donde Dios espera, el punto de destino y realización del camino andado por fuera y por dentro. Santiago es la confluencia de todos los caminos que aspiran a Dios, los ríos que van a la mar… una cadena humana que une y amarra con fuerza la expectativa al cumplimiento, el esfuerzo a la recompensa, la fe a Dios.

Llegar para entrar y abrazar, para reconciliar y compartir la intimidad de una amistad que en ocasiones descuidamos u olvidamos.

¡Cuéntame! ¡Descansa!¡Recupérate!¡Escúchame! ¡Confía! ¡Cree!

¡Acude tanta gente!

Una parábola ayuda a entender el anuncio del Reino que trae Jesús. El camino es una parábola que nos ayuda a comprender la Buena Noticia. El camino es la parábola del sembrador, una siembra a multiplicar en frutos, unos ciento o sesenta o treinta.

Señor, por medio del Apóstol Santiago, te pido que los proyectos, los trabajos, los desvelos y luchas de aquellos que peregrinan no queden sin recompensa, que el incienso de nuestra oración sea agradable a tu presencia, que nuestra vida conduzca a las puertas del cielo y que ese día contemplemos con nuestros propios ojos el cumplimiento de tus promesas para hacernos herederos de la vida eterna. AMÉN!

Camiño en Espíritu e Verdade. 2017

Me cuesta un huevo. 2017

¡¡GRACIAS!!

¡¡¡Gracias!!!

Amigos de “Me cuesta un huevo” y “Camiño en espírito e verdade”.

En casa, descansados de tantos días de peregrinación, despues de repensar lo que ha supuesto el camino y con la mente en las responsabilidades del día a día, quiero agradeceros vuestro interés y preocupación. Recibimos tantas muestras de cariño y apoyo que, a pesar del cansancio y de las adversidades sufridas camino de Santiago, culminamos con éxito esta aventura.

Los 2.824 kilómetros certificados que separan Roma de Santiago supusieron una experiencia inolvidable que juntos hemos vivido.

Auténticas pedaladas de comunión y compromiso solidario que nos acercaron a esa meta de justicia y felicidad. Nos sigue moviendo esa fuerza que tiene el poder de tranformarlo todo, el amor, y que en ocasiones olvidamos. Reavivemos ese Amor que genera la fe y hace creible la acción en favor de los más pobres y débiles.

Lo mejor de todo, la simpatía y amistad mutua hará posible este proyecto de vida que pasó por Santiago y que culminará en la realización de nuestros anhelos más altos.

Gracias por seguirnos fielmente durante este periplo.

A través de este medio os informaremos puntualmente de la puesta en marcha del gallinero solidario, de los avances y de otras novedades relacionadas con el camino.

En nombre de Belén, Amparo, Eladio, Victor y Alberto una vez más, gracias.

[Descargar PFD con el texto completo y fotos]

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]